4.6. Inervación cutánea