4. La demis y las fibras de sostén